Sin categoría

Qué famosos se suman a la moda de la “puntita”

Todo comenzó con chats que se filtraron, fotos y videos comprometedores que involucrarían a Natacha Jaitt y Diego Latorre. ¿El mensaje destacado?: “Llevá un consolador y me ponés la puntita”. Eso es, supuestamente, lo que le había dicho el ex comentarista a la mediática más hot del país, a lo que ella habría respondido “Perverso”.

Luego de la controversia, como siempre ocurre, se hizo un recuento de los famosos que han estado involucrados de un modo u otro en situaciones similares. Muchos lo reconocen abiertamente, otros prefieren mantenerlo en secreto.

Fabián Doman alguna vez dijo: “Me gusta ir al proctólogo y que me revise”. “No soy un experto en la materia. Pero dicen ´la puntita´ nada más. Pero hablemos en serio. ¿Hay algún hombre que no le guste que le toquen el ano? Me gusta como a todos, pero no lo dicen”, afirmó una vez, como para que no queden dudas sobre su preferencia.

Otro que tuvo un episodio de ese tamaño fue Ergün Demir. El actor turco aseguró que sufrió un episodio confuso con Peter Alfonso: “Estábamos ensayando la obra y cuando se cortó la luz me hizo un ‘juego de dedos’ que no me gustó. No me palmeó la cola, sino que me metió el dedo en la cola y no me gustó. Me enojé y me ofendí. Convoqué a los productores y se los hice saber”.

Para defender a su marido, Paula Chavez lo enfrentó. Aseguró que sus dichos eran mentiras y lo calificó de “asqueroso”.

Cuando recién se habían separado Victoria Vannucci y Pablo Rago, circuló una versión que sostenía que al actor le habría gustado ser estimulado con una zanahoria. Según trascendió, era parte de una fantasía, pero ambos lo desmintieron.

Por su parte, Beto Casella se une a Fabián Doman cuando, sin ningún tipo de problemas, hace comentarios sobre el tema, mostrándose sin complicaciones para dejarse llevar en la intimidad y exponer todo su cuerpo a recibir y dar sensaciones.

La explicación médica

Más de un sexólogo ya ha explicado que el punto G masculino se encuentra a unos cinco centímetros de la entrada del ano, sobre la vejiga. A pesar de que el sexo anal es uno de los tabúes más grandes de la cultura heterosexual, muchas parejas practican la estimulación del ano de ambos integrantes y hasta se convierte en el protagonista de la vida sexual.

Sobre gustos no hay nada escrito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *